// // //

Investigación revela que España importa deforestación con soja de Brasil

Datos de aduanas y otros documentos demuestran que dos de cada tres toneladas de habas de soja que llegaron a […]

Datos de aduanas y otros documentos demuestran que dos de cada tres toneladas de habas de soja que llegaron a España en 2020 provinieron de Brasil. Así lo revela un nuevo informe titulado Engordados con deforestación: La soja brasileña en los piensos para cerdos en España. Este informe establece la relación entre la producción de carne de cerdo en España y la acelerada pérdida de bosque natural en el país latinoamericano.

¿Cómo están relacionados la soja de Brasil y la industria porcina en España?

En España, la demanda de concentrado para animales – también conocido como pienso – es significativamente alta. El país está entre los principales productores de carne porcina en el mundo, ocupando el cuarto lugar en 2019, según la FAO. Por esta razón, se crea la necesidad de importar cereales y oleaginosas para la elaboración de concentrado, y la soja figura como un producto estrella. De hecho, España produjo cinco mil toneladas de habas de soja en la campaña 2019/2020, pero importó 3,5 millones de toneladas adicionales.

El comercio español influye, por supuesto, en las cifras de la Unión Europea (UE). Este continente también importa otros productos provenientes de zonas que, a pesar de tener alto valor ecológico, son deforestadas. Un ejemplo de ello es el aceite de palma. Sin embargo, entre los productos importados allí entre 2005 y 2017, la soja para alimentar ganado es la mayor causante de deforestación.

Soja Brasil

El informe señala que se importaron desde Brasil al menos 733 mil toneladas de torta de soja y 2,5 millones de toneladas de habas de soja. Estas cifras corresponden al período 2016-2021. En otras palabras, España y la Unión Europea están importando deforestación desde Brasil. Por ejemplo, el 23 por ciento de las exportaciones latinoamericanas de soja al continente europeo procedieron de El Cerrado, según datos de aduanas. Esta sabana tropical es la más grande de América del Sur. Además, El Cerrado alberga tanto como el cinco por ciento de la biodiversidad del planeta, incluyendo especies en peligro de extinción.

¿Cuáles son las empresas involucradas?

Entre las empresas involucradas en el comercio internacional de soja hacia España se encuentran Cofco, Amaggi, Bunge y Cargill. Sin embargo, son estas dos últimas las que se sitúan como las exportadoras líderes. La investigación arrojó que en el caso de Cargill, España es el segundo país de destino para sus exportaciones de soja. Al mismo tiempo, el país europeo fue el tercer destino mas importante en materia de exportaciones de soja gestionadas por Bunge. Ambas compañías tienen presencia en puertos importadores de España.

La soja brasilera es trasladada a España por diferentes puertos. Dos de ellos, Vila Do Conde e Itaqui, se ubican cerca a la selva amazónica. No obstante, después de una moratoria para la producción de soja en esta región, el problema parece trasladarse a El Cerrado. La soja proveniente de esta ecorregión suele salir de Brasil a través del puerto Paranaguá, con conexiones intermodales en Bahía. El resultado son 140 mil hectáreas de vegetación de El Cerrado convertidas en cultivos de soja anualmente.

El Cerrado

La situación ha llevado a muchas empresas a reunir argumentos para afirmar que la soja importada es de origen sostenible. Pero, la práctica descubre las fallas en los mecanismos de trazabilidad de origen de esta materia prima. Por ejemplo, la patronal CESFAC publicó un informe en julio de 2021, asegurando que el 71 por ciento de las importaciones de soja desde Brasil fueron de bajo riesgo. La afirmación se basa en que sus proveedores son firmantes de la Moratoria de Soja en la Amazonía. Aún así, investigaciones posteriores revelaron una realidad diferente. Parte de la soja que ingresa en la cadena de suministro de varias de estas compañías sigue estando relacionada con la deforestación de la selva amazónica.

Importaciones de soja de Brasil son difíciles de rastrear en España

Aún con todos los descubrimientos relacionados con esta investigación, el reporte también concluye que la industria de la soja en España es opaca. Es decir, las empresas se valen de diferentes mecanismos para no proporcionar abiertamente información sobre la procedencia de sus materias primas. En particular, uno de los principales argumentos protectores de la industria es el de no afectar su posición en el mercado con respecto a la competencia. De esta manera, las empresas logran blindarse para no revelar ninguna información de manera voluntaria. Como resultado, la trazabilidad de la soja como materia prima en España es todavía muy poco transparente. Pero, incluso en medio de esta opacidad, reportes como este abren una ventana a las consecuencias que tiene la producción de carne porcina en este país para los bosques nativos de Brasil.

Para leer más sobre la deforestación por agricultura, click aquí.