// // //

¿Cuál es la relación entre la contaminación y deforestación?

Mira este vídeo para comprender la relación entre la contaminación y la deforestación.  La principal relación entre contaminación y deforestación […]

Mira este vídeo para comprender la relación entre la contaminación y la deforestación. 

La principal relación entre contaminación y deforestación es que a menos árboles en nuestro planeta, más índices de contaminación tendremos en el aire. Sin árboles, no hay reducción de los gases de efecto invernadero causantes de la degradación de nuestra capa de ozono.

Los bosques albergan más del 80 por ciento de las especies vegetales y animales en el mundo. También, son fuente de combustible, abrigo, alimentos y medicina para 1.600 millones de personas. Pese a ello, cada año el mundo pierde 10 millones de hectáreas de bosques, según Naciones Unidas. La cifra es equivalente a una extensión similar a Islandia.

Los bosques proveen alimentos y materiales para diferentes necesidades cotidianas: casi el 50 por ciento de las frutas que consumimos provienen de ellos. Además, un tercio de la población mundial utiliza la madera como fuente de energía para cocinar, hervir agua y calentar.

¿Qué es la contaminación?

El principal origen de la contaminación está en las actividades humanas. La contaminación ambiental hace referencia a la presencia de componentes nocivos que representan un riesgo para los seres que habitan un ecosistema. Los componentes pueden ser de naturaleza biológica, física o química.

Dentro de las principales causas del deterioro ambiental en el mundo está la tala indiscriminada de árboles y bosques. Otros factores son la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera como resultado de la producción de energía con combustibles fósiles, el uso indiscriminado de plástico y los vertidos industriales.

La contaminación ambiental tiene efectos directos en el aire, suelo, bosques, mares y en la calidad del agua dulce. El crecimiento de esta contaminación está directamente relacionado con el desarrollo industrial y el aumento de la población, generando un desequilibrio en los ecosistemas.

imagen de contaminación con plástico

¿Qué es la deforestación?

La deforestación es mucho más que despojar un terreno de plantas forestales. La deforestación es la acción de eliminar de la tierra la cobertura de los árboles. Esto se puede dar en pro de la agricultura, la minería, la expansión de ciudades y la ejecución de megaproyectos de infraestructura, como represas.

En América Latina, la deforestación está relacionada con la ganadería y la agricultura a gran escala, donde destaca el cultivo de soja. En esta región, uno de los principales frentes de deforestación está en la Amazonía. Pero, también hay otros ecosistemas afectados. Entre ellos están el Gran Chaco entre Paraguay y Argentina, la Selva Maya en México y Guatemala, y la zona del Chocó-Darién en Colombia y Ecuador.

La pérdida de bosques está relacionada con la erosión y desertificación de los suelos. Otra consecuencia son las inundaciones, y lo que es peor, al no haber capa vegetal en el suelo, se generan con mayor facilidad derrumbes, taludes y deslizamientos.

¿Cuánto dióxido de carbono eliminan los bosques?

“La contaminación del aire es el principal riesgo ambiental para la salud pública en las Américas”, según la Organización Panamericana de la Salud. La deforestación, la quema de bosques y el uso de hidrocarburos fósiles están dentro de los principales contribuyentes a la contaminación del aire.

Los bosques han sido conocidos como los pulmones del planeta, gracias a su condición de sumideros de CO2. Este gas, principal responsable del calentamiento global, es absorbido por los árboles y fijado en su madera. Así, los árboles filtran nuestro aire y limpian nuestra agua, protegiéndonos del cambio climático.

La especie, la localización, la luz que recibe, el clima y los nutrientes del suelo son factores que afectan el crecimiento de un árbol. La capacidad de absorción del carbono está ligada a esta etapa, y es por ello que no se tiene una respuesta certera a cuánto CO2 pueden llegar a absorber. No obstante, se estima que un árbol absorbe entre 10 y 30 kilogramos de CO2 al año. Adicionalmente, se estipula que se requerirían 22 árboles para suplir la demanda de oxígeno de una persona al día.

¿Cómo afecta la deforestación a la contaminación atmosférica?

Los bosques absorben el equivalente a dos mil millones de toneladas de CO2 al año, aproximadamente. Pero esta función tiene un punto de quiebre: al ser talados los bosques, el CO2 es nuevamente liberado al aire.

La deforestación es considerada la segunda causa principal del cambio climático después de la quema de combustibles fósiles. De hecho, la deforestación “representa casi el 20 por ciento de todas las emisiones de gases de efecto invernadero, más que todo el sector de transporte a nivel mundial”. Esto es según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

foto de contaminación y deforestación

Deforestación y contaminación: Sin árboles no hay supervivencia

Los bosques son esenciales para estabilizar el clima mundial y hacer frente a la contaminación y a la crisis climática. Además, aunque estos ecosistemas producen solo el 28 por ciento del total de oxígeno del planeta, la calidad del aire que tendríamos sin ellos podría llevarnos a la extinción.

Al no contar con árboles, las concentraciones de CO2, monóxido de carbono, dióxido de azufre y dióxido de nitrógeno en el aire serían más altas e impedirían la vida humana y de otros seres en el planeta. Adicionalmente, la erosión del suelo y las sequías no permitirían, por ejemplo, la siembra de alimentos.

Sin embargo, hay soluciones a la vista para hacerle frente a la deforestación y lograr un equilibrio entre la conservación y la utilización de los recursos forestales. Entre ellas se encuentran la gobernanza eficaz, el respeto por las comunidades indígenas y la transformación en la producción de alimentos. Estos son elementos que aportan a la disminución de la contaminación y deforestación, y que brindan una oportunidad para un mejor mañana.